Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola

Escalada

  1. Jana dice:

    Las piernas y los brazos me temblaban a medida que iba subiendo y más me iba atemorizando. No podía mirar hacia abajo, pues mi cuerpo se agarrotaba al pensar qué sería de mi si no existiera la cuerda… una vez que lo había conseguido por mí misma me tranquilicé ¡Fue alucinante!